sábado, 26 de enero de 2013

LA BIENVENIDA



«Plegue al cielo que el lector, enardecido y momentáneamente
feroz como lo que lee, halle, sin desorientarse,
su abrupto y salvaje sendero por entre las
desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas
de veneno; pues, a menos que ponga en su lectura
una lógica rigurosa y una tensión de espíritu igual,
como mínimo, a su desconfianza, las emanaciones
mortales de este libro embeberán su alma como azúcar
en agua. No es bueno que todo el mundo lea las
páginas que siguen; sólo algunos saborearán sin peligro
ese fruto amargo. Por lo tanto, alma tímida, antes
de adentrarte más por semejantes landas inexploradas,
dirige hacia atrás tus pasos y no hacia delante.
Escucha bien lo que te digo: dirige hacia atrás
tus pasos y no hacia adelante.»



  El Conde de Lautremont, "Los cantos de Maldoror"




Plancha de Antonio Hernández Palacios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada