sábado, 26 de enero de 2013

VANIDAD DEL MUNDO: MOSEH IBN 'EZRA



POEMAS SELECTOS:


Venid a beber bajo mi techo a la voz de la lluvia del nublado otoño:
ya no viste el mundo su verde manto
y desnudos están tallos y ramas.

                        *

Amigos, bebed conmigo, junto a la tierra mojada
y el bosque helado,
vino rojo en copas de ónice
que es fuego atrapado en el invernal granizo.

                         *

Ya el mundo se ha despojado de sus vestiduras de luto
y va vestido de gala como bello desposado;
yo, pues, con vino romperé los barrotes de mi dolor
y allanaré los tortuosos caminos de mi corazón.

                         *

Cuando danza mi amada,
sueltos sus cabellos,
como rama de mirto se mueve,
sus ojos como flechas embriagadas en mi sangre
me hieren sin compasión.

                         *

Ven al recinto de la muerte
y contempla
a los que allí duermen:
será tu humillación y tu vergüenza.
Mira los cuerpos cubiertos con losas,
de polvo son sus lechos
y el polvo les da sombra.
Eso es su porción y su reposo,
mientras tanto
su morada y el mundo seguirán para siempre.

                         *

Oímos la voz de los muertos,
los que hace tiempo en la tumba moran: 
«Despertad, los que pisáis sobre nuestros cuerpos,
mañana estaréis aquí con nosotros»

                         *

Cuando la sombras se alarguen
y el sol bese las manos de las tinieblas,
dame la copa.
Ahora está pálida como el rostro de un enfermo,
pero si se llena, roja como el de una amante.
Mi vino inerme, sin armas ni bagajes,
persigue y ahuyenta las huestes de mi dolor.

                         *

¿Dónde están los sepulcros de los hombres que murieron en el pasado?
Una fosa se cava sobre la otra
y los cuerpos reposan sobre los cuerpos.
Juntos yacen en las entrañas de la tierra
los restos de yeso y cornalina.


MOSEH BEN JACOB IBN 'EZRA

Nació en Granada hacia 1055, en pleno siglo de oro de la poesía hispanohebrea. Recibió una educación esmerada, pasando gran parte de su juventud en Lucena y llegando luego a ser en Granada alto funcionario de la corte. La invasión almorávide de 1090 privo al poeta de sus bienes y empleos granadinos, forzándole al exilio por tierras del norte: Castilla, Aragón, Navarra, quizás Barcelona, refugiándose en las comunidades judías cuya sequedad cultural contrastaba con la Granada de su juventud. Su muerte se sitúa hacia 1135.
Escribió en su juventud poemas amorosos y báquicos; en su vejez, religiosos y de desprecio del mundo y brevedad de la vida. Le emocionó la naturaleza, sus bellezas y perfecciones. También en los sueños buscó la fuente de su inspiración. Poeta prolífico y de rara sensibilidad, para Moseh Ibn 'Ezra la poesía lo fue todo.
 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada